Las Mujeres Eyaculan???

Hola a todos.

Acá tenemos un tema un poco controversial, lleno de rumores, supuestos mitos e incluso de creyentes y no creyentes!!! causante de tabú y vergüenza para algunos, y para otros motivo de orgullo, La Eyaculación Femenina!

Si bien podemos leer en internet las diferentes caras de este tema, interesantemente hay estudios concluyentes sobre este, que responden las preguntas que la mayoría se hace: realmente es eyaculación? lo excretado es orina u otra cosa? es placentero?.

Pero, primero a lo primero, aclaremos a que le llaman eyaculación femenina; se le conoce como la expulsión de fluidos a través de unas glándulas ubicadas en la pared anterior de la vagina. y tenemos 2 tipos, uno donde el fluido es parecido al semen masculino y la cantidad es relativamente pequeña y tenemos el otro donde el fluido es mas abundante y casi transparente ademas de mucho menos denso.

Ok, ya sabemos lo que es, ahora veamos los hechos. en diferentes partes de la historia humana se hace referencia a este fenómeno. En épocas tan antiguas como el siglo 16 e incluso algunos artículos hablan de épocas mucho mas remotas, ya existía referencia, pero la realidad es que no fue hasta los años 1900 que se empezó a estudiar y entender que es lo que realmente sucede.

Hablando del tipo similar al semen, sabemos que es el fluido segregado por las glándulas de Skene, o también conocidas como “próstata femenina”, (en este momento te debes estar pregunta preguntando: a Pros….QUE??, la realidad es que las mujeres no tiene próstata como tal, pero, cuando estamos en la etapa de gestación, el órgano que luego es formado como próstata en el embrión del macho es el mismo que en el embrión femenino! Solo que este en la mujer forman estas glándulas increíbles causantes de tanto alboroto!).Entonces, continuando con el primer tipo de orgasmo, este es muy común, y constantemente es pasado por alto, ya que sucede dentro de la vagina, confundido como la lubricación durante el orgasmo, en algunos casos esta es tan abundante que logra salir de la vagina o también cuando la mujer esta arriba durante el coito, puede escapar.

La polemica real esta en el segundo tipo, ya que para la opinión de muchos profesionales……. y usuarios (jejeje), consideran que el fluido abundante que muchas veces es segregado a altas presiones, realmente es orine!. Este debate sigue existiendo aunque ya hay estudios hechos del contenido de los fluidos (quien se pregunta como los recolectaron??) y las conclusiones son…. que realmente Es y No ES orina!, ASI ES!!!! los estudios demuestran que el contenido es en parte urea y en parte es PSA (Antígeno prostático Especifico) entre otras cosas y también involucra a la próstata femenina. En algunos casos estudiados el contenido era principalmente Urea, por lo tanto se determino que depende mucho del método usado para alcanzar la ejaculación, también se hicieron estudios con ultrasonido observando el estado de la vejiga, y en 7 mujeres estudiadas 3 de ellas presentaron una vejiga vacía luego de las eyaculaciones, mientras las otras 4 no.

0af00bb4c1d6a034f57c575239d97eccEntonces….. a quien le creemos??? que tal a ti mismo? alguna vez lo haz experimentado? has tenido alguna pareja que le suceda? o alguna amiga o amigo que lo haya vivido?. Te puedo regalar mi mas humilde opinión. He tenido al suerte de vivir esta experiencia viendo como mi pareja experimenta los mas intensos orgasmos mientras segrega este polémico fluido, de allí puedo concluir que algo tan simple como orinar no puede ocasionar tal nivel de excitación… pero escribiendo seriamente soy de los que piensa que tomando en cuenta que no todas las mujeres tienen esta habilidad, y las que lo tienen no se quejan, es bueno experimentarlo y disfrutarlo.

Si eres mujer, y haz experimentado la eyaculación accidentalmente y haz sentido incomodidad o vergüenza pensado que es algo malo en ti o tu cuerpo, NO LO HAGAS! SIENTETE ORGULLOSA, te recomiendo lee un poco, investiga, y si tu pareja es quien se incomoda por ello, invítalo a documentarse!, probablemente la opinión y lineas de tu servidor puedan darle mejor idea de lo que están experimentando y llevarles a un nuevo nivel de vivencias sexuales… Ahora si eres de las que quieren vivir la experiencia pero crees que eres de las sexdesafortunadas que no tienen la habilidad, NO PIERDAS LA EXPERANZA, es mejor que te documentes un poco de las técnicas que hay para alcanzar ese tipo de orgasmo, capas tengas centenas de eyaculaciones pendientes por vivir y solo falta el saber como sacarlas.

Si eres hombre y quieres vivir esta experiencia, antes que te pongas como loco a buscar una mujer que eyacule, pensando que la culpa es de tu pareja, te recomiendo, APRENDE A COMPLACER A TU PAREJA AL PUNTO QUE ELLA TE PIDA QUE LA DEJES EN PAZ PORQUE N
O PUEDE SEGUIR DE LA CANTIDAD DE ORGASMOS QUE LE HAZ DADO! luego que llegues a este punto, DALE MAS ORGASMOS!!! esta tarea es de nosotros amigo, aprender a llevar a nuestra pareja a los mas altos e increíbles puntos de excitación desencadenando cientos de orgasmos. Es nuestro trabajo hacerles sentir la comodidad y confianza durante el sexo, para que deseen experimentar y conocerse mejor.

Si es importante amigos tener claro, el pacer depende mucho de nuestra conciencia sexual, es mejor no pensar durante el acto, solo siente!, se observo también que en los casos donde los orgasmos y eyaculaciones eran mas intensos, y donde el fluido contenía poca urea, eran los casos donde la compenetración de la pareja era mayor al igual que su conciencia sexual, su capacidad de disfrutar y entregarse al máximo a ese momento.

Que piensas tu???

Anuncios

Nos afecta la Pornografía en nuestra Vida Sexual???

La pornografía se define como: todo material visual y gráfico de índole sexual utilizado con propósitos de excitación sexual , mientras que la sexualidad se entiende como la dimensión integral del ser humano frente a sus sensaciones, emociones, sentimientos, deseos y placer.
Entendiendo esto…. donde quedamos en el tema? en que nos afecta la pornografía en nuestra vida?, realmente nos afecta o es mito?.
Buscando este tema en Internet podrás conseguir un sin fin de referencias, estudios, opiniones (como esta, jejeje) que pueden aclarar tus dudas, o dejarte aun peor que como comenzaste tu búsqueda de la sabiduría… pero, si nos ponemos a pensar en la pornografía que hemos visto (vamos no lo niegues, has visto pornografía, acéptalo, se sincero contigo :p ) y te pones a pensar en algunas de tus fantasías, o pensamientos eróticos, o incluso alguno de tus momentos sexuales y posiciones adoptadas, no es raro que se parezcan o sean idénticas.
Buscando en Internet y gastando horas leyendo la posición de muchos veras que tendrás 3 tipos de opinión, el del conservador que considera todo esto (a veces incluso mi inofensivo blogcito) algo perverso, aterrador, torcido y digno de pecado capital; también consigues la opinión del liberal total que es capaz de aceptar las cosas mas alocadas como algo normal…; y la opinión “imparcial” de los sexologos y médicos. Es bueno que tengamos una posición propia sobre los temas, especialmente nuestra propia sexualidad.
Y como todo en la vida se ve dependiendo del punto de vista, pues, te regalo el mio. Considero que somos seriamente afectados por todo material que vemos cuando desconocemos del mismo. si no tenemos estudio de sexualidad, sexo, desde la casa, o por iniciativa propia, antes de exponernos al punto de vista de otro, ya sea pornógrafo o pareja y sociedad, seremos seriamente afectados por el, incluso al punto de creer que lo que vemos es la realidad de todo el mundo!! o no estamos cansados de escuchar el viejo cuento de la persona inexperimentada que se casa, luego viene el amante y le voltea el mundo cuando le lleva a la cama? que sucedió? donde esta el amor? Simple! esa persona tomo la realidad de su pareja como absoluta y luego con el amante descubrió que hay cosas distintas y la curiosidad y ganas de experimentar ganan!. Lo mismo sucede con la pornografía y nuestros pobres cerebros inexperimentados, hambrientos de nuevas cosas por vivir, especialmente cuando somos muy jóvenes….
les comparto un pedazo de un articulo que vi en Internet donde se muestra las etapas del consumidor de pornografía:
  • Adicción: el deseo y la necesidad de mirar imágenes pornográficas.
  • Escalada: la necesidad de imágenes más explícitas y fuertes para conseguir el mismo efecto.
  • Desensibilización: el material que al comienzo era sorprendente y tabú se considera como normal.
  • Actuar: tendencia a imitar los comportamientos vistos. Aunque no todos son igual de vulnerables, el doctor Cline concluye que para algunas personas, la pornografía “es la droga que inicia el camino hacia la adicción sexual”.
Si te identificas en alguna de ellas…… bueno somos libres de vivir nuestra vida como queramos, no te hace una mala persona, solo te digo, se un alumno mas no un seguidor…. y definitivamente ser adicto a algo, nos hace muy malos alumnos.
Si es cierto que nos divertimos con nuestras parejas tomando algunas ideas de la pornografía, y realmente la juventud de muchos ha sido marcada por alguna foto indecorosa de alguna persona famosa o similares… es bueno tener en cuenta que la linea entre lo sano y la insanidad es muy delgada, y recuerda que en materia de sexo, estamos jugando con algo muy delicado y poderoso en nosotros mismos… Nuestros instintos mas básicos de deseo.
Así te dejo este tema querido lector, no aporto mucho, o tal vez si, eso depende de ti. Consejo: nunca te sientas mal por tus deseos o pensamientos de sexualidad, investiga y lee sobre ello (NO EN PORNOGRAFIA!!!) Busca referencias en algún libro, aveces ese lado “imparcial” de los doctores ayuda a ponernos en un punto cómodo de autoanalisis, vive tu sexualidad plenamente y jamas regales tus principios por unos minutos de placer…..

5 fantasías sexuales que deberías cumplir antes de morir

cover

1. Hacer un trío

“Podíamos haber tenido más sexo, pero no había gente suficiente”, dijo en una ocasión Woody Allen que, en otro momento, añadió “el sexo entre dos es algo hermoso, pero entre cinco es fantástico”. Hacer un trío es una de las fantasías sexuales más comunes entre hombres y mujeres. Una consecuencia lógica para cualquier mente mínimamente inquieta y con ganas de darle la vuelta a las cosas, que puede fácilmente preguntarse cómo será el sexo con la introducción de un tercer personaje. En las parejas de larga duración y con cierta curiosidad erótica, la perspectiva de un trío aparece antes o después, debido al hecho de que el número dos, que generalmente se aburre solo, tiende siempre a expandirse. Tras un cierto tiempo, la pareja tiene hijos, sobrinos, perros, gatos o nuevos compañeros de cama. Existen un sinfín de artículos que avisan de las reglas a establecer a la hora de hacer un trío. Yo solo soy partidaria de dos básicas: sexo seguro –preservativo– y evitar hacerlo con alguien al que nos unan ciertos vínculos afectivos. Lo demás se verá sobre la marcha, puesto que reglas y prohibiciones tenemos ya de sobra.

Están también los apocalípticos de este tipo de prácticas, que predicen un futuro de caos y destrucción y el fin irremediable de la pareja, en el caso de que la haya. Créanme, a la mañana siguiente el aire sigue siendo respirable y la Tierra gira en su misma órbita. Y si la experiencia ha sido gratificante, el paso siguiente es incluir a más individuos en la relación. Los swingers sostienen que el sexo en grupo nunca ha hecho que un mal matrimonio sea bueno, pero sí ha conseguido que un buen matrimonio sea mejor, además de ser un amplificador de las sensaciones que se tienen cuando se mantienen relaciones con una sola persona y además, según ellos, nos enseña complicidad y tolerancia.

2. Probar con una persona de tu mismo sexo

En el sexo, como en todos los ámbitos de la vida, uno puede ir en plan turista, buscando principalmente la seguridad, el confort y la ausencia de problemas, o hacerlo a la manera de los viajeros, donde la incertidumbre, la incomodidad, el polvo y los imprevistos están a la orden del día, pero también las experiencias más vivas y menos artificiales. Los que elijan el camino cuesta arriba llegarán más cansados, pero tendrán también mejores vistas, una vez alcanzada la cima. Si entendemos la sexualidad como un viaje y no como una excursión organizada, es muy probable que, en algún momento de nuestras vidas, nos preguntemos qué hay detrás de la valla de la heterosexualidad y queramos probar una experiencia con alguien del mismo sexo. Según un artículo del Huffington Post titulado 11 Cosas que siempre quiso saber sobre el sexo lésbico y nunca se atrevió a preguntar, el 80% de las mujeres heterosexuales ha tenido fantasías lésbicas.

Muchas que quisieran poner en práctica esta idea contarían con la aprobación de su pareja, a la que generalmente le pone pensar en su novia haciéndoselo con otra chica –¿cuántas mujeres aprobarían que su novio se lo hiciera con otro hombre?–. Además, casi todos podemos imaginar y predecir lo que va a ocurrir en una relación sexual hombre-mujer, incluso hombre-hombre, pero es más complicado visualizar lo que pasa entre dos mujeres, si una no lo ha experimentado antes. Lo único predecible es que la lengua, manos e imaginación serán, en principio, las armas disponibles para reemplazar al omnipresente falo. Hace años escribí un artículo sobre amor entre mujeres y hablé con muchas. Algunas eran homosexuales puras, otras bisexuales y otras habían pasado por épocas heteras u homo, alternativamente. Pero recuerdo que dos de las que habían mantenido relaciones con hombres me comentaron que tuvieron su primer orgasmo con el sexo lésbico, que les aportó una considerable dosis de sensualidad y les ayudó a conocer a fondo el cuerpo femenino.

3. Practicar el sexo con alguien que no hable ni una sola palabra de tu idioma.

Durante años hemos escuchado el mantra de que la comunicación es la base de una buena relación, pero no todo el mundo está de acuerdo con eso. Por lo pronto, la psicóloga norteamericana Sue Johnson, especializada en la terapia focalizada en las emociones, lo que los anglosajones llaman ETF (Emotionally Focused Therapy), y autora del libro Abrázame fuerte: Siete conversaciones para un amor duradero (Urano, 2009) sostiene que los cimientos para una buena armonía en la pareja pasan por establecer una conexión emocional segura y fortalecer el vínculo afectivo. Johnson describe en su obra cómo en sus inicios como terapeuta de parejas se dio cuenta de que éstas no querían ser razonables y que el amor tenía más que ver con cosas no negociables ni lógicas que con argumentos intelectuales.

Las emociones pueden expresarse de palabra, pero parece que no es tan importante lo que se dice sino cómo se dice y, de la misma forma que a los bebés no solo hay que comunicarles que se les quiere sino que es más importante abrazarlos, tocarlos, jugar con ellos y demostrarles nuestro afecto, más con hechos que con palabras, lo mismo nos ocurre a los adultos.

En un artículo de 2forcouples.com, titulado Lovers who speek different languages (literally), el escritor canadiense Mark Moyes relataba sus experiencias cuando fue a vivir un tiempo a Japón y conoció a una japonesa con la que intimó. El completo desconocimiento de la lengua del otro, convirtió la relación de pareja en una película muda o, como mucho, en una de Tarzán en la que los diálogos se reducían a la frase “yo Tarzán, tu Jane”, pero la falta de entendimiento, lejos de ser un impedimento para la relación o para el sexo, como reconoce Moyes, fue más bien una ventaja. El escritor aprendió mucho sobre comunicación no verbal y, como cuenta en el artículo, “el amor y sus más primitivos elementos: actitud protectora, ternura, intimidad… crecen más rápido cuando uno no puede protegerse detrás de las palabras. Cuando solo eres algo”.

Cuando no hay vocabulario, hay que recurrir a otro lenguaje, generalmente más rico y que todos conocemos, y que describe mucho mejor nuestras emociones. ¿Necesitan los dueños de perros, gatos u otras mascotas, una lengua para comunicarse con sus amigos más fieles? Yo más bien pienso que si los animales y los humanos tuvieran un lenguaje común, desaparecería toda la magia y la grandiosidad que existe entre un hombre y su perro.

4. Explorar el sexo tántrico

Hace cientos de años los tántricos desarrollaron su doctrina para adquirir un mayor nivel de consciencia y se valieron del sexo porque estaban convencidos de que la sexualidad es la mayor fuente de energía de que dispone el ser humano. Hoy en día, la palabra tantra nos remite automáticamente a la idea de una serie de prácticas sexuales para retrasar la eyaculación y potenciar el orgasmo. “Es lo que se llama neotantra. Una visión parcial de esta filosofía encaminada a mejorar las relaciones sexuales, aunque sus efectos llegan a todos los ámbitos de la vida. Es lo que ocurre con el yoga. Uno puede querer empezar a practicarlo para sentirse más flexible pero sus consecuencias van mucho más allá”, comenta Munindra, maestro tántrico que imparte clases en España en su escuela Tantraway

Según Munindra, “la sexualidad que habitualmente tenemos es bastante inconsciente y, aunque aprendamos cosas nuevas, ésta se rige habitualmente por un patrón demasiado mecánico. Con el tantra podemos hacer que se vuelva algo más consciente, lo que hará que disfrutemos más de ella y que además, a través de nuestras relaciones sexuales podamos empezar a descubrir cosas y crecer en otros ámbitos de nuestra existencia”.

“Muchos de los ejercicios que proponen ahora los sexólogos para mejorar la calidad de las relaciones vienen del yoga o del tantra”, asegura este maestro, “y la mayoría son prácticas sencillas de respiración o control de los músculos pélvicos. En el tantra, como en el yoga, uno elige el nivel en el que quiere trabajar. No hace falta hacerse vegetariano ni retirarse a un ashram para empezar a disfrutar de sus beneficios. Y que nadie piense que los tántricos eran un puñado de gente aburrida que quería retirarse del mundo. Al contrario, lo que ellos pretendían eran ser más conscientes de todo lo que ocurría a su alrededor”.

5. Tener una aventura
Antes que nada aclararé que mi idea de amante se corresponde con la de una persona a la que se ve casi exclusivamente para tener sexo y con el que nos une un vínculo puramente sexual; no hace falta tener pareja para tener un amante, se puede hacer perfectamente estando soltero. Lo interesante de esta propuesta es el hecho de relacionarse con alguien por motivos estrictamente sexuales, sin ánimo de lucro y cuyo fin primordial es rendir culto a la lujuria.

Un compañero sexual sin compromiso con el que explorar las diferentes facetas de la sexualidad es un perfecto entrenamiento para crecer en este ámbito, además de proporcionar una sensación de aventura gracias a los encuentros en lugares poco comunes, la puesta en práctica de nuevas posturas, las visitas imprevistas a altas horas de la madrugada y demás ideas que vayan surgiendo por ambas partes.

“El amor es el ingrediente secreto del sexo”, le decía una amiga a la protagonista de Nymphomaniac. Cierto, pero también es verdad que muchas veces el amor, o esa equivocada idea que a menudo se tiene del enamoramiento, nos ha impedido disfrutar del sexo todo lo que deberíamos, probablemente fijando la atención, única y exclusivamente, en satisfacer al otro.

En un artículo de Suzanne Braun Lavine titulado 8 Reasons why sex is better after 50dedicado a las mujeres, la autora enumera en segundo lugar que “se puede separar el sexo del amor”. En este apartado Suzanne subraya cómo “antes de los 50, la mayor parte de las mujeres invierte muchos años en mitos románticos –como unir sexo, matrimonio y amor–, pero cuando se entra en la segunda edad adulta, la experiencia y la independencia que traen los años hace que muchas mujeres empiecen a separar sexo de compromiso, lo que les hace diseñar a su gusto sus encuentros sexuales, ya sea con conocidos, amantes o amigos con derecho a roce y disfrutar de su sexualidad, sin más”. La buena noticia es que con un amante no hay que esperar a cumplir esa edad.

Top 7 de los artículos sexuales más buscados

Cuando la rutina llega a tu vida íntima es urgente buscar alternativas que te ayuden a recobrar el deseo, el interés, la atracción y la diversión. Una buena opción son los artículos o juguetes sexuales más buscados.
De acuerdo con la psicoterapeuta Marianne Leyton, colaboradora del portalAbout.com, los juguetes sexuales te permiten experimentar nuevas sensaciones, así como innovar en tu vida íntima y disfrutar al 100% del placer.
En tanto, la doctora Betty Dodson, autora del libro “Clímax en pareja. Intimidad y placer para dos” explica cuáles son los artículos o juguetes sexuales más buscados por las parejas.
1. Vibrador. A diferencia del dildo, éste cuenta con un pequeño motor que funciona con pilas o energía eléctrica, para emitir vibraciones o rotaciones. Es el juguete sexual más popular; estimula el clítoris y la vagina al mismo tiempo.
2. Lubricantes. Este artículo es ideal para evitar el dolor durante el coito vaginal y anal. Incluso, mejora el uso de los juguetes sexuales en la penetración. Los más recomendados son los que están hechos a base de agua.
3. Dildos o consoladores. Es el favorito de las mujeres, ya que tiene una forma muy parecida a la del pene. Puedes encontrarlo en diferentes materiales como látex, madera, silicón, vidrio y metal. Se utiliza para la penetración vaginal y anal. Para usarlo tienes que moverlo a tu gusto.
4. Anillos para el pene. Es ideal para el sexo en pareja. Se colocan en la base del miembro masculino para aumentar el flujo sanguíneo, lo cual genera una erección más potente y duradera. Retarda la eyaculación mientras estimula el clítoris de tu compañera.
5. Masturbadores masculinos. Brindan una sensación similar a la de una penetración, porque están elaborados con un material que parece piel.  Incluso, existen modelos con formas femeninas, es decir, simulan vaginas, bocas, glúteos o ano.
6. Lencería y accesorios. La ropa sexy eleva el placer en las personas. Renueva tu guardarropa con disfraces para hacer realidad tus fantasías eróticas o utiliza las prendas comestibles.
7 Aceites y plumas. Son básicos para los preámbulos, porque despiertan las zonas erógenas mientras relajan el cuerpo. Algunos kits pueden incluir velas, inciensos, entre otros accesorios.
Con estos juguetes sexuales seguro encenderás la chispa de la pasión en tu relación y acabarás con la rutina sexual. Recuerda protegerte y mantener una adecuada higiene personal y de tus artículos íntimos. Y tú, ¿cómo estimulas el placer?

El hombre es más propenso a ser infiel si la mujer gana más que él

Cuanto más económicamente dependiente sea un hombre en su relación, más probabilidades existen de que sea infiel a su pareja. Esta es la conclusión del último estudio llevado a cabo por la Universidad de Connecticut en Storrs (EE.UU.) y que recoge la revista American Sociological Review.
El trabajo analizó los datos de la National Longitudinal Survey of Youth con una muestra de 2.750 personas casadas y con edades comprendidas entre los 18 y los 32 años. A pesar de que existe un dicho que dice “no muerdas la mano del que te da de comer”, en este caso parece evidenciarse lo contrario.
Las conclusiones del estudio, dirigido por Christin Munsch, revelan que, para las mujeres, si son los hombres los que ganan más dinero en el matrimonio o incluso son totalmente dependientes de sus maridos, aproximadamente el 5% de ellas le será infiel a su pareja. En el caso contrario, la probabilidad de tener una aventura fuera del matrimonio es del 15% para los hombres económicamente dependientes. Tres veces más.
“El sexo extramarital permite a los hombres sometidos a una amenaza a su masculinidad – es decir, por no ser el principal sostén económico de la relación- participar en comportamientos asociados culturalmente con la masculinidad. Para los hombres, especialmente los hombres jóvenes, la definición dominante de la masculinidad es un guión en términos de virilidad sexual y de conquista, en particular con respecto a múltiples parejas sexuales. Así, la participación en la infidelidad puede ser una manera de restablecer la masculinidad amenazada”, aclara Munsch.
Sin embargo, el estudio también reveló un contrapunto sorprendente: si la mayor parte de los ingresos en el matrimonio procedían del hombre, inclinaban también la balanza hacia la infidelidad por parte de este.
“Teniendo en cuenta a los actores, los atletas o los políticos y sus infidelidades regulares en los medios de comunicación, no me sorprendió encontrar que los hombres que ganan mucho más que sus esposas son más propensos a ser infieles que los hombres en las relaciones equilibradas económicamente”, concluye Munsch.

QUE ES EL TRIOLISMO

Este trastorno de realización grupal implica que la persona que lo sufre es incapaz de lograr placer sexual a no ser que esté observando a otros manteniendo relaciones sexuales, aunque también es posible que este se convierta en parte de ese cuadro sexual y pueda obtener también placer a posteriori si esas relaciones son grabadas o fotografiadas.
El triolismo, del que se derivan las orgías y otras relaciones sexuales grupales, cuenta con un obstáculo médico importante para su tratamiento: aquellos que padecen este trastorno acuden raramente a un profesional por no considerar que su conducta sea algo fuera de lo común. Cuando lo hacen, suele ser empujados por la propia presión de su pareja.

Bienvenidos

decidí abrir este espacio para discutir con todos un poco de nuestras locas vidas sexuales…. este espacio es libre de juicios, con idioma moderado…..

Hablemos de sexo!!! considero que es un tema de conversación que jamas tiene fin!, siempre hay nuevas ideas y TODOS tenemos ese lado oculto capas de vivir y sentir los momentos mas salvajes y porque no, románticos también….

un poco de mi…. Soy hombre, TOTALMENTE HETEROSEXUAL!!! por si hay dudas, disfruto del sexo muchísimo, y me gusta compartir del tema.

BIENVENIDOS!!!